Anuncios patrocinados

El séptimo arte


Publicado en: Tecnología

| 16 agosto, 2012 | Sé el primero en comentar


En mi humilde opinión, no existe mejor plan para un domingo lluvioso que ir al cine, solo o acompañado, y disfrutar de una buena película. Es increíble como una simple sala puede llegar a contar tantas historias diferentes: desde ver a nuestro superhéroe favorito hasta emocionarse con una romántica, el cine todo lo puede. Pero como cada vez que me toca escribir en Neetecno, lo que les quiero contar hoy son los fundamentos tecnológicos que tuvo el cine a lo largo de su historia.

En este caso, hablar de avances tecnológicos y la historia del cine como conceptos separados es un error; el desarrollo de tecnologías nuevas en el campo de la imagen permitió el nacimiento del cine. Un área tan relacionada con lo artístico y lo creativo, tiene sus fundamentos en el sustrato tecnológico.

El primer invento tecnológico que impactó en el nacimiento del cine, fue sin lugar a dudas la creación de la cámara de vídeo. En base a su predecesora cámara de fotos rudimentaria, la cámara de video presentaba fundamentos similares: cuando el objetivo recoge la luz de la escena, la enfoca sobre una película con una emulsión sensible a la luz; luego la película va corriendo e imprimiendo escenas distintas en la emulsión. Esa imagen es enmarcada en el denominado formato de cuadro, que determina la relación ancho/alto. La relación más común es la de 4:3, histórica del formato televisivo. Últimamente el cine usa otras relaciones, como la 16:9, propia del High Definition.

La llegada del vídeo digital, es decir, la posibilidad de grabar imágenes a través de una señal electrónica, abrió un amplio espectro de posibilidades en cuanto a los formatos de grabación y la calidad del video. De a poco se fueron abandonando los métodos antiguos de grabación como el Super 8 o las películas de 35 mm, para dar paso a grabaciones directas en ordenadores. Incluso significó un cambio notable en la distribución de las películas en los cines: se eliminaron los grandes costos de transportar películas pesadas, y se incorporó el concepto de “e-movie”: ahora los cines descargan satelitalmente los nuevos estrenos y los proyectan en sus salas.

Por último, una breve mención a los avances en los efectos especiales y demás “extras”. Quizás los primeros agregados al cine fueron el sonido y el color (casi nada), pero en la última década venimos viendo como increíbles efectos especiales son desarrollados. Tanto a avanzado la industria cinematográfica que existen películas 3D, que mediante el uso de anteojos especiales, nos hacen parecer parte de la historia que vemos en la pantalla, con personajes que salen de ella como reales.

Sinceramente, la próxima vez que vaya al cine, no voy a poder evitar pensar en todo esto, y en silencio agradecer a todas esas personas que laburaron para que yo este viendo esa película que tanto quiero.



Etiquetas: , ,